30.7.07

La verdadera historia del Halfmoon.

La verdadera historia del Halfmoon
Por: Victoria Parnell
Fecha: 4/29/2005

En 1982, un criador norteamericano Peter Goettner crío un pez que se adelantó a su tiempo. Aquél pez fue un SMT verde con una caudal de más de 180º, y fue nombrado como “Mr Great” por la admiración de la comunidad bettera Goettner reveló que él lo adquirió del último stock producido por Mr. Great (o “Mr. G” como fue llamado más tarde) por otro criador, Parris Jones de USA, quién había estado mejorando una línea empezada por otro criador norteamericano, Chuck Hale, en 1977. Entre 1983 y 1986 un grupo de criadores franceses empezaron a importar stock de varios de los mejores criadores norteamericano, incluidos Goettner y Jones, uno de los cuales fue Guy Delaval.

Delaval era en realidad un experto criador de Guppys, que varios años atrás decidió intentarlos con bettas. El comenzó con bettas de tiendas de mascotas, trabajando una calidad superior especificando por críanzas, eso quiere decir, seleccionando el pez más fino de su freza obteniendo un patrón muy particular: hermano a la hermana, y luego el padre a la hija, en las siguientes generaciones. Una característica peculiar de la línea de Delaval, fue que muchos de ellos tenían un borde fino blanco en sus aletas, un rasgo todavía presente en muchos de los bettas Halfmoon de hoy. Como la calidad de los bettas de Delaval incrementaba, él empezó a hacer algo realmente especial, y trabajó muy duramente hasta conseguir la perfección de su “ideal”. Trabajó con solo cuatro tanques y cerca de 20 tarros, Delaval crío y seleccionó con dificultad, manteniendo solamente lo mejor de todo para continuar con su línea.

En 1987, Delaval mostró su pez betta en una exhibición en Lyon, Francia. Aunque el primer Halfmoon (como ellos lo llamaron más tarde) era asombroso en su forma simetría, ellos no consiguieron mucho más que un cierto interés en los jueces de la exhibición, principalmente por el hecho de que los jueces tenían una forma de criterio particular en la exhibición del betta y, detestaban cambiar su visión del betta “ideal”. En ese tiempo, los tipos de betta que ganaban las exhibiciones eran lo “roundtails” y los doble cola, y los peces de Delaval probablemente formaban parte de algo no acostumbrado a ver. Después de la exhibición, el Presidente de la Asociación de Anabántidos de Alemania escribió un breve reporte sobre la exhibición, siendo generosos en elogios para los ganadores y concursantes. Y del trabajo de Delaval solamente lo describieron como “bonito”.

Entonces en 1988 Deleval exhibió su pez en la exposición de LeMann, Fancia. Aunque su pez fue omitido otra vez por el jurado, por lo menos un criador quedó maravillado por el logro de Delaval: Rajiv Masillamoni. Masillamoni tenía la costumbre de llevar consigo siempre una fotografía de Mr. G, siempre le prestaban atención cada vez que él mostraba el caso del betta, entusiasmando a todos acerca de la perfección de la forma y preguntando donde podían adquirir un pez de ese calibre. De más está decir que, la primera vez que usos sus ojos en el participante Delaval, jamás encontró un pez con una simetría capaz de desafiar a la de Mr. G, la foto se deslizó de sus dedos en un descuido. El inmediatamente comenzó a interrogar a Delaval acerca de su pez, y pudo comprarle dos o tres machos de 180º grados de caudal que Delaval llevó a la exposición, así como otros cinco machos y dos hembras de la misma línea. Masillamoni animó su tesoro al volver a Suiza, donde él empezó a criarlos con pasión. En su conmoción y horror él solo pudo realizar una freza de cada 7 machos. Aunque construían nidos y cortejaban a la hembra, ellos no eran capaces de hacer al abrazo y ser padres de una freza. Esto parecía ser un error de la forma como resultado de la endogamia, cuando Masillamoni confirmó su sospecha con otros dos criadores que también adquirieron del stock de Delaval – Laurel Chenot y Marc Maurin – quienes reportaron similares fracasos. Tuvo que dejar su confianza en las hembras solamente, Masillamoni las cruzó nuevamente con bettas de las tiendas de mascotas, produciendo peces que no se parecían en lo absoluto a la calidad del stock original de Delaval, ni en forma en simetría. Cuando un golpe de mala suerte mató una de las hembras, parecía que todo su esfuerzo sería condenado. Sin embargo, la fortuna estaba con Masillamoni y su proyecto, y pronto se introdujo un miembro de la IBC estadounidense, quién visitó Suiza y le dio un macho doble cola melano, propiedad de la línea de Parris Jones. Masillamoni cruzó el macho con la última hembra de Delaval, y fue recompensado con un pez que sobresalía sobre el resto., El pez tenía el número “R39”, y fue un macho verde con aletas caudales perfectas de 180 grados. Desesperado por continuar la línea, Masillamoni cruzó a este pez con todas las hembras que poseía, y entonces trabajó en equipo con los criadores Laurent Chenot y Jean Luc Corso, quienes lo cruzaron con todas sus hembras también. El descendiente de estos cruces formó la primera fundación de la línea de cría del verdadero Halfmoon, y puede ser que todos los Halfmoon actuales sean descendiente de este único macho – R39.

En 1991 Masillamoni llevó su betta de 180 grados a la 25ava. Convención Anual de la IBC, celebrada en Milwaukee, Wisconsin aquél año. Él se quedó atónico cuando descubrió que, nuevamente, los jueces pasaban completamente de su pez, poniéndose nuevamente a favor de los estándares de siempre, las aletas doble cola y roundtail. Sin embargo, varios criadores participantes europeos no fueron ajenos a la noticia de esa vez, incluyendo Jeff Wilson, Peter Goettner, Parris Jones, Paul Ardí y John Benn, quienes adquirieron algunos de los peces de Masillamoni para mostrarlo en sus propias líneas. En la primera demostración que hizo Jeff Wilson bromeo acerca de la nueva forma de la cola, que parecía una media luna, y el término de “Halfmoon” pegó.

Inspirado por el mutuo interés, Masillamoni unió fuerzas con Wilson y Laurent Chenot, para intentar cimentar una línea sólida. Los tres criadores intercambiaban frecuentemente sus mejores peces, a menudo un solo pez era pasado por las tres manos, y un solo padre tenía descendientes en USA, Francia y Suiza. Frezando los mejores peces en una triple sociedad, ellos podían producir más rápida y efectivamente el betta Halfmoon, cuidando de documentar videos y escribiendo un reporte de cada suceso generacional que siempre era mejor que el anterior.

En 1992, Masillamoni y Wilson decidieron enseñar el mejor de sus peces Halfmoon en la Convención IBC en Alabama de 1992, rápidamente hicieron un pacto entre ellos, si su pez nuevamente era rechazado en la competición, ellos continuarían trabajando la línea. Aunque ellos mostraron muchos Halfmoons, solo uno de sus peces tuvo un lugar – un verde que tomó el 2do. Lugar en Forma y Variaciones de Calidad. El título de “Best of Show” fue otra vez concedida a los populares participantes roundtailed.

El equipo Halfmoon fue salvado de la decepción por el incremento de interés mostrado por otros criadores. El eventual interés mostrado se debió a la orden dada por un nuevo club de bettas que solo quería perpetuar y preservar la forma Halfmoon, y el Internacional Betta Splendens Club nació. Mientras, la cría e intercambio de stock fue alcanzando fronteras internacionales, Masillamoni tuvo un acercamiento con Marc Maurin, quien pidió una pareja de aquellos Halfmoon, eso serviría como detonador de stock en Francia. En ese tiempo, Masillamoni solamente tenía 5 machos Halfmoon bastante buenos para criar, pero el seleccionó a su menos favorito para dárselo a Maurin. Dos semanas después, Masillamoni estaba preparándose para ir a otra exposición en América cuando Maurin le envió su macho de regreso de Francia, declarando que no frezaba. Aunque Masillamoni no consideraba al pez lo suficientemente bueno, al menos no para satisfacer sus propios estándares, sin embargo, tomó una decisión de última hora incluyendo otro participante para USA, incluyendo los cuatro Halfmoon superiores y hermanos de freza.

En el camino hacia la exposición, Masillamoni fue detenido por un asistente de vuelo, quién le informó que el bolso que contenía los 25 peces de la exposición era demasiado grande para el compartimiento de arriba y que tenía que ser puesta en los compartimentos de abajo. Él protestó comprensiblemente, informándole que el bolso contenía valiosos peces vivos para una exposición importante en USA, y que no lo dejaría fuera de su vista. Cuando el asistente de vuelo insistió, Masillamoni (su quijada tenía un gesto de determinación) le informó que no tomaría el vuelo si el bolso no estaba en la cabina. Con ambas partes frustradas, finalmente se alcanzó un acuerdo – la asistente llevaría los peces a Primera Clase, donde podrían terminar el viaje en los compartimientos de arriba más espaciosos.

Durante el vuelo, Masillamoni decidió checar como estaban sus peces, pero cuando él se enteró que habían sido movidos de Primera Clase por la sobrecargo después. Las 25 bolsas habían estallado, y los peces apenas estaban vivos o daban tirones débiles en sus bolsas vacías. Nervioso, Masillamoni armó tal jaleo que atrajo la atención de Chief Steward, quien afortunadamente era un amante de los peces y tomó el control de la situación. Él proveyó bolsas de plástico, y ordenó a la sobrecargo traerle agua embotellada. Al estar refrigerada, dio instrucciones a la sobrecargo de que calentaran el agua con un secador de pelo hasta que estuviera a temperatura ambiente, entonces él y Masillamoni colocaron cuidadosamente los bettas en bolsas frescas de agua. Felizmente, todos lo peces sobrevivieron.

Se dio el caso de que era aprendiz del Juez, Masillamoni lo mantuvo absolutamente ocupado en la exposición, pero no pudo ayudar en su objetivo, nuevamente, su Halfmoon fue omitido y estuvieron a favor nuevamente de los roundtails y deltas. Ocultando su decepción, intentó no pensar en ella y enfocarse en seguir trabajando su línea. Sin embargo, cuando se alineaban los ganadores para elegir a “Best of Show”, se dio cuenta de un único macho verde ocupaba el lugar – un Halfmoon! En una inspección más cercana, el se dio cuenta de que era el mismo pez que le había regresado Marc Maurin, el pez no fue considerado lo suficientemente bueno para competir. Pero por alguna razón, y aún cuando los jueces no pudieron darle un mejor lugar al espécimen Halfmoon, aquél pez fue tomado en cuenta en la categoría de Verde y estaba compitiendo por “Best of Show”.

Cuando los concursantes de “Best of Show” eran eliminados uno tras otro, Masillamoni se tronaba los dedos. El Halfmoon verde todavía estaba compitiendo. Los jueces continuaron descartando, hasta que la decisión final estaba entre el concursante Halfmoon y un macho royal blue criado por Meter Goettner quién mostraba una caudal de 160 grados de extensión. Estaba claro que los jueces preferirían el pez de Goettner, pero el resultado lógico aún permanecía en controversia. Como último recurso, llamaron a un juez altamente experimentado – Mr. Jim Williams – y le preguntaron su opinión. Puesto que éste era el mismo juez que colocó el pez de Goettner como el primero en la categoría Azul, Masillamoni sentía que todo estaba decidido ya. Sin embargo, Williams examinó ambos peces cuidadosamente con una linterna brillante por 10 minutos, entonces cambió la magnífica categoría, “¡Éste es!” anunció finalmente al público. “Al azul le falta una escama”. El Macho de la categoría “Best of Show” de la Convención de la IBC fue ganada por el Halfmoon verde de Suiza.

Casualmente, la revista FAMA estaba ahí y escribió un reportaje sobre el extraordinario Halfmoon. Él fue la portada de la revista como “The best of show” y pronto se corrió la voz acerca del origen del Halfmoon. Con el crecimiento de la exposición, más criadores de USA y Europa se intrigaron por la forma, y pedían a gritos adquirir el pez para su línea. Meter Goettner, Sieg illig, Leo Buss, Bonnie McKinley y otros criadores empezaron a criar caudales de 180 grados. Una combinación entre el renombre de los criadores y la calidad del pez ayudaron a popularizar su forma, y pronto los bettas Halfmoon cruzaban hacia USA donde ganaban las competiciones. Siempre apasionados con sus pequeños peces nativos, criadores de Tailandia enviaron solicitudes especiales a criadores europeos y estadounidenses para comprar stock de Halfmoon en la década de lo 90’s, y muchos de esos criadores tenían muy buenos ejemplares para dar a los asiáticos. En ideales condiciones de cría, ellos tomaron la forma y la desarrollaron, y a partir del 2003 fueron considerados los mejores productores de este pez en cuanto a calidad, aún mucho mejor que aquellos vistos en Europa y América. Hoy la forma Halfmoon es irresistible para los criadores de todo el mundo, quienes se esfuerzan por criar al mejor mientras incorporan una pasión y datos científicos nunca antes vistos en un hobbie.

Muchas gracias a todos nuestros amigos en Suiza, Rajiv Masillamoni, por su ayuda en la redacción de este artículo. Ambos Rajiv y markus Gutzeit han donado su tiempo y fotos, incluyendo muchas llamadas telefónicas desde Suiza, escaneando páginas enteras de notas, cartas y fotos. Yo encuentro a Rajiv no solamente extremadamente generoso, además es un gran conversador. Aunque originalmente le pedí a Rajiv algo más de profundización y aclaración de la verdadera historia del HM. Me recompensaron con una intensa historia que contiene todos los elementos: pasión, intriga, obstáculos y con un infernal giro inesperado en la trama. No me es posible incluir toda la historia en el proyecto que estoy trabajando, así que quise publicarlo aquí. Espero que la hayas disfrutado tanto como yo.

R-39 El padre del Halfmoon


El Gran "Mr. G". Esta es una foto de Rajiv en su búsqueda por encontrar otro betta igual a él. Foto por Peter Goettner.
Fuente: http://www.bettysplendens.com/articles/page.imp?articleid=1024

Traducción y edición autorizada: Azucena Gual

Buscar en este blog

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recibe actualizaciones

Entradas populares

Visitas última semana