13.3.09

Yo tenía un rosetail

Pronto se cumplirá un año de la partida del único rosetail que he tenido. Fue un hermoso regalo de cumpleaños y aunque estaba lejos de los estándares de los halfmoon, le tuve un inmenso cariño y aún lo conservo en mi memoria.
Lo puse con un harem de hembras, todas para él solito y pues les salió a las méndigas aquella vena 100% carnívora, que acabó con sus preciosas aletas hasta dejar únicamente el cuerpo y por mucho que intenté construir alternativas para que no se asfixiara mientras intentaba su recuperación, al final se fue... y aún hoy tengo la sensación de que quizás lo único que hice fue hacerlo sufrir al intentar mantenerlo unos cuantos días. En fin... disculparán mi sentimiento, pero amo a mis bettas y cuando he encontrado la dedicatoria que le puse en su día, volví a revivir ese momento y quería compartirlo en este pequeño espacio.

Yo tenía un rosetail
que brilló por cuatro días,
hoy ha dejado de brillar
y muy hondo es mi penar.
Pocos días fueron
y lo echo mucho de menos
su belleza era mi gran regalo,
y, no pudo ningún milagro
retenerlo hoy a mi lado.
Mi corazón está desolado,
mi rosetail me han matado.

Buscar en este blog

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recibe actualizaciones

Entradas populares

Visitas última semana