28.1.11

Consideraciones para la cría de nuestros Bettas. Parte II "Cómo criar"

Quiero empezar este post, con una opinión bastante personal pues he visto como se van desarrollando nuevas mutaciones que no terminan de establecerse y eso me preocupa en gran medida.

Para la cría, hay nuevamente algunas simples normas que deben ser respetadas. La base más importante de todo plan de cría son los colores básicos, los bettas básicos. Cualquier mutación puede mejorar metiendo lo clásico. Hay que evitar el cruce entre mutaciones. Al fin y al cabo es solo un traslado del gen y puede transmitir los defectos también. El apareamiento entre las mutaciones es posible pero se debe evitar en la medida de lo posible.

Hay que tomarse el tiempo para ver los Bettas de criadores de Calidad Show. Solo de esa manera podrás reconocer lo que es un Buen betta (es decir buen color y buena forma). Intenta mejorar la especie, pues el mundo está lleno de animales extraordinariamente raros provenientes de los mejores sitios de confianza y que se encuentran actualmente en refugios de animales.


Mantén las líneas separadas


NUNCA pero NUNCA cruces genes recesivos que aparezcan fenotípicamente solo en presencia del mismo gen. Al fin y al cabo los resultados son mutaciones.


Recordemos que una mutación es un cambio en un gen, que puede ser potencialmente transmitido.


Se han visto demasiadas experiencias y resultados con otros criadores donde hay una degeneración bastante rápida de las nuevas mutaciones en comparación con las viejas mutaciones. En cruces de estas mutaciones se han obtenido animales pequeños, mayor incidencia de problemas de piel, tumores, ojos opáceos por lo que complica todavía más el panorama al querer trabajar con cada mutación.


Se pueden aparear perfectamente las mutaciones, pero hay que cuidar que haya genes básicos intermedios para ir saneando todo ese tipo de problemas. Creo que como personas responsables, debemos tener muy en cuenta que nuestro objetivo final es siempre tener peces sanos y fuertes y "fuerte" no significa únicamente que sea grande, vigoroso y robusto.

Tómate tu tiempo al elegir un Betta para trabajar.

Debes recordar que un pez alevín o demasiado joven puede cambiar conforme pasen los meses. Ciertamente, el verdadero potencial de un Betta a menudo sólo se puede ver a partir de los 5-7 meses, hasta ese momento, no encontrarás los verdaderos defectos o fortalezas en tu Betta. Tampoco olvides que no debes reproducirlos demasiado pronto para no afectar la salud de tus reproductores, el crecimiento de la siguiente generación y asegurarte de que no has elegido mal la pareja de tu Betta.

Buscar en este blog

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recibe actualizaciones

Entradas populares

Visitas última semana