1.2.11

Consideraciones para la cría de nuestros Bettas. Parte III "Selección de reproductores"

La selección de nuestros reproductores es la parte más importante de la crianza. Recordemos siempre que ningún animal es perfecto, y que cumplir con nuestro sueño requiere de paciencia y tropiezos. Una pequeña cosa que debemos quedarnos siempre es la palabra "tiempo"; sólo porque tu hembra sea joven y guapa; la primer pareja que le encuentres no necesariamente será el idóneo para ella. Si pones a esa hembra en un grupo, ella decidirá no estar con nadie hasta que encuentre un Betta adecuado para ella y esto puede llevarle mucho tiempo hasta encontrarlo.
Además, recuerda que el verdadero potencial de fortalezas y debilidades de un Betta a menudo se muestra sólo a partir de los 5-7 meses. Y sólo entonces se puede buscar una pareja adecuada, que compense las deficiencias de nuestra hembra.

Crecimiento y hembras

Muchos criadores subestiman la importancia de la niña. Recordemos que un macho puede estar con varias hembras, pero una hembra con varios machos es completamente imposible. Por esta razón, la selección del macho debe ser especialmente cuidadosa.

Defectos genéticos

Muchos criadores aficionados tienen Bettas cuyos padres no se conocen, no saben nada sobre el animal, los posibles defectos genéticos o enfermedades hereditarias de los padres. Si son hermanos o no. Así que por favor evita meter en tu línea de cría bettas donde desconozcas sus antecedentes, trabaja antes con ellos antes de incluirlos en tu propia línea. El que tenga un precio elevado porque sea un color específico no garantiza en ningún caso, que no existan anomalías genéticas.

Buscar en este blog

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recibe actualizaciones

Entradas populares

Visitas última semana